Lactancia materna – Pediatras que se cargan la lactancia materna

Pediatras que se cargan la lactancia

Hace unos días hablaba con una amiga que tiene un bebé de casi 5 meses y me contaba cómo ya le estaba introduciendo en su dieta los cereales en la última toma del día en el biberón con su consiguiente leche artificial, y cómo la lactancia había quedado relegada a alguna toma nocturna y el estreñimiento y algún que otro problema habían hecho ya su aparición.
Su niño había nacido casi un mes antes de lo previsto y ya desde el principio se le prescribieron biberones que “se podían complementar con algo de pecho”…
Me dio una inmensa pena que esta madre, que tenía toda la intención de amamantar a su hijo con su leche se haya echado para atrás poco a poco y que ese bebé apenas se haya podido beneficiar de lo que es el mejor alimento sin duda alguna. Simplemente mi amiga, y como ella muchas madres más, había hecho caso a las recomendaciones del pediatra que para eso tiene un título en medicina y es experto (o se supone) en la salud de bebés y niños.
TeLoDiceTuPediatra
Muchas lactancias encuentran el principio de su fin en los dichosos biberones “de apoyo” que se suelen dar a las madres en el propio hospital donde acaba de nacer la criatura. Los bebés se acostumbran en casi nada a la succión cómoda del biberón y cuesta luego mucho más que cojan el pecho.
¿Por qué se siguen prescribiendo alegremente estos biberones en los hospitales si se sabe que el calostro es lo mejor para el recién nacido y que es normal que los bebés pierdan peso durante los primeros días de vida?
¿Por qué se sigue recomendando adelantar la alimentación complementaria si se sabe que lo ideal es exclusivamente la leche los primeros 6 meses, incluso más?
SalaEsperaPediatra
En mi experiencia he podido comprobar que la inmensa mayoría de pediatras y enfermeras infantiles parecen desconocer los beneficios de la la lactancia materna y los que no son ignorantes no suelen dar mucho apoyo, la mayoría quieren ver resultados rápidos que correspondan a sus arcaicos percentiles y asustan a las madres que amamantan ante cualquier pequeño problema que pueda aparecer ya que su primera respuesta es quitar el pecho o introducir algún biberón de leche artificial.
Curiosamente las que más suelen apoyar la lactancia materna son las matronas y no tanto los ginecólogos.
Entiendo perfectamente a las madres que optan por no dar el pecho, pero, ¿cuando se quiere, por qué acabar de esta manera?
Desconozco si cuando se estudia la especialidad de pediatría se hace o no hincapié en el tema de la lactancia materna y si no se hace no lo entiendo pues al menos deberían dar importancia a las recomendaciones de la OMS en este sentido.
Desde el nacimiento de un niño, los profesionales de la salud tendrían que implicarse más en que la madre pueda llevar a cabo una lactancia exitosa si este es su deseo.
Es cierto que existen también pediatras, pocos, de buena voluntad y respetuosos con la lactancia pero que suelen estar un poco perdidos ante los niños de pecho más que nada porque tampoco abundan las lactancias prolongadas y están desconcertados. Pero estos al menos no hacendaño a la lactancia, saben que es buena pero simplemente no saben cómo tratar a los niños de teta pues ni tienen gran experiencia con ellos ni entran en los parámetros convencionales: ni se puede determinar el nº de tomas que realizan ni la cantidad de leche que toman al día, por poner algunos ejemplos. Se les reconoce porque si surge algún problema intentan buscar soluciones que no pasen por sacrificar la lactancia materna.
Hay madres que se dejan guiar totalmente por quien tiene un título como es el de médico y que no osan poner en tela de juicio sus recomendaciones, quizás es ahí donde si se tiene verdadero empeño en amamantar puedan ser de gran ayuda los grupos de apoyo a la lactancia. Por supuesto que no está de más tener en cuenta la opinión del doctor pero la lactancia es también un saber que se transmite de mujer a mujer, de madre a madre.
VisitadorMedico
Siempre hay excepciones pero realmente los niños alimentados con leche materna suelen tener muchísimos menos problemas de salud y esto es totalmente cierto.
Madres que deseáis lo mejor para vuestros hijos, confiad más en la capacidad que nos ha dado la naturaleza de alimentar a nuestros pequeños, no os quedéis con la primera prescripción que os da un pediatrosaurio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *